6 formas para mantener segura la información de tu negocio

¿Sabías que las violaciones de datos sensibles se pueden convertir en un gran problema para tu negocio? Incluso si una empresa está prosperando y ganando en el mercado cada día, todo eso puede perderse con un solo ciberataque.

Con los secretos del negocio fuera, la confianza de los clientes perdida y la reputación de la marca arruinada, a menudo no es posible reconstruir un negocio. A pesar de todo eso, muchos emprendedores no son conscientes de la amenaza de las violaciones de datos y dirigen sus operaciones diarias utilizando una infraestructura de ciberseguridad muy débil. Por ello, te compartimos estas formas sencillas de proteger los datos de tu empresa y mantener la confianza de tus clientes.

Seguridad en tu negocio

Utiliza contraseñas fuertes

Las contraseñas son la clave de todos los datos importantes de su negocio, y si quieres que tu clave sea lo más segura posible. Usar contraseñas débiles significa asegurar tus datos con un candado de dudosa procedencia. A través de varios tipos de ciberataques, los hackers pueden romper esa cerradura en poco tiempo, solo es cuestión de cuándo se decidan a hacerlo.

Así que una buena idea es emplear contraseñas largas y complicadas para cada una de tus cuentas empresariales, lo que siempre mencionan es utilizar una contraseña que tenga mayúsculas, números y caracteres especiales; sin embargo, a veces está complicado recordar todas.

La mejor manera de asegurar tus contraseñas sin preocuparte de olvidarlas es utilizando un gestor de contraseñas para empresas. Esta sencilla herramienta recordará tus contraseñas y las mantendrá protegidas tras una fuerte encriptación.

Crea conciencia sobre el phishing

La suplantación de identidad es una de las mayores amenazas para la seguridad de los datos de cualquier empresa, y debes asegurarte de que tus empleados sean conscientes de ello. El phishing consiste en que los estafadores envían mensajes de texto o correos electrónicos a las personas y se hacen pasar por alguien que no son. Estos mensajes suelen tener como objetivo robar datos específicos de las personas o engañarlas para que realicen compras en su nombre.

Las personas que no están instruidas en los esquemas de phishing más comunes son muy propensas a dar su información si se convierten en un objetivo. Por lo tanto, debes establecer algunos protocolos de comunicación claros con tus empleados. Instrúyelos para que nunca envíen sus contraseñas por correo electrónico, nunca hagan clic en enlaces aleatorios que reciban por correo electrónico y verifiquen cualquier solicitud sospechosa antes de actuar.

Mantén los datos sensibles bajo control

Cuanto más accesibles sean los datos sensibles en su base de empleados, mayor será el riesgo de una violación de datos personales. Los miembros de tu empresa podrían filtrar sus datos a propósito: las amenazas internas son realmente un gran problema.

Nunca se sabe cuándo alguien caerá en un esquema de phishing y entregará datos importantes. Es mejor mantener los datos más valiosos de la empresa en secreto en un servidor seguro en la nube y asegurarte de que solo un puñado de personas tenga acceso a ellos según la necesidad de conocerlos.

Otra forma de prevenir un posible robo de datos es a través de un sistema de pagos por internet y físicos muy seguro, el cual cumpla con uno de los estándares más altos en el mundo: el PCI DSS que es el estándar de Seguridad de Datos para la Industria de Tarjeta de Pago desarrollado por un comité conformado por las compañías de tarjetas más importantes.

Esto servirá para que el proceso de una transacción sea muy seguro, evitar intermediarios que roben los datos y sobre todo, quede la seguridad del lado de marcas relevantes y no cueste mucho para tu negocio implementar un estándar de seguridad de última generación.

Instala herramientas antimalware

Cada computadora, portátil, tableta o dispositivo móvil de la empresa debería tener instaladas herramientas antimalware. Las más importantes para instalar son un cortafuegos y un software antivirus.

Estas tecnologías de ciberseguridad mantendrán el ransomware y el malware fuera de tus dispositivos de trabajo y lejos de los datos sensibles de tus clientes y de tu empresa. Muchos dispositivos vienen con un software antivirus y un firewall preinstalado, pero debes asegurarte de que estén activados en todo momento.

Utiliza el cifrado

El cifrado garantiza que los datos de tus clientes y de tu empresa estén a salvo de personas ajenas al negocio. Para empezar, asegúrate de que la red de tu oficina está encriptada, esta es la red en la que se transmiten los datos más valiosos de la empresa, y es la más probable que sea objetivo de los hackers.

A continuación, configura redes privadas virtuales (VPN) para todos sus dispositivos empresariales, lo que mantendrá los datos de la empresa cifrados aunque la red no lo esté. Por ejemplo, las redes WiFi públicas a menudo no ofrecen cifrado, y nunca se puede saber cuándo los empleados pueden conectarse a una de ellas cuando están fuera de la oficina. Siempre que los empleados se conecten a cualquier red que no sea la de tu oficina, deberán utilizar una VPN.

Por último, también puedes configurar el cifrado del correo electrónico de la empresa. Si todo lo demás falla y los empleados se conectan a una red no cifrada sin una VPN, al menos sus correos electrónicos estarán cifrados y serán inútiles para los ciberdelincuentes.

Haz una copia de seguridad

Si todos los dispositivos de tu empresa se perdieran, ¿tus datos seguirían a salvo y con una copia de seguridad? La mayoría de las empresas tienen algún tipo de copia de seguridad de los datos, pero a menudo no es suficiente.

Tu copia de seguridad debe ser lo más segura y actualizada posible. Si los datos de tu empresa cambian constantemente, deberías actualizar la copia de seguridad cada día, o incluso cada hora. La copia de seguridad también debe ser fiable. Incluso puede mantener un par de copias de seguridad para estar absolutamente seguro de que los datos están siempre a salvo.

Conclusión

Los datos más importantes de tu empresa podrían filtrarse o perderse mañana. Con el ritmo al que crecen estos incidentes de ciberseguridad, nunca se puede estar seguro de que tu negocio esté a salvo. Estos consejos te ayudarán a minimizar el riesgo de una brecha y proteger la continuidad de tu negocio.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *