Si aún no usas un Administrador de Contraseñas, estás en riesgo de seguridad

¿Recuerdas aquellos días en los que solo necesitabas una contraseña? Seguramente era para tu cuenta de AOL, Yahoo, Hotmail o Excite. Quizá era tu cumpleaños, el nombre de tu mascota, tu color favorito o tu número de la suerte. Simple y fácil de recordar. Oh qué nostalgia…

Las estadísticas demuestran que el usuario promedio de Internet tiene alrededor de 191 contraseñas en el 2020. Y desafortunadamente estas estadísticas demuestran que el 50% de las personas utilizan la misma contraseña para todas y cada una de sus cuentas. En realidad no puedes culparlos. ¿Quién tiene el poder mental de pensar y recordar un sinfín de contraseñas únicas que combinen números, letras, símbolos, mayúsculas y minúsculas? Es Necesario procesar información como un ordenador solo para usar un ordenador.

Administrador de contraseñas

Afortunadamente, existe la solución de usar un administrador de contraseñas que disminuya el estrés en tu cabeza mientras mantiene tu ordenador seguro. Si nunca has usado o escuchado hablar de un administrador de contraseñas, estos 4 consejos te ayudarán a decidir si comprar uno.

#1 La mejor seguridad

Los administradores de contraseñas como Dashlane te hacen crear una contraseña maestra qué es la única que tienes que recordar. El resto es generado por un algoritmo y guardado dentro de una bóveda digital a la que nadie puede acceder. Son tan aleatorias que llevaría a un ordenador años dar con la combinación correcta. Puedes también cambiar la contraseña por otra creada aleatoriamente en cualquier momento. Muchos administradores de contraseñas tienen también autentificación en dos pasos. En caso de que pierdas una contraseña y alguien tenga acceso a ella, necesitaría también un código que se te envía por teléfono o correo electrónico.

#2 Sólo tienes que recordar una

Recordar contraseña

Imagina no tener que esforzarse en recordar qué contraseña corresponde a qué sitio o app, además de no tener que escribirlas todas y preocuparte de que alguien las robe. Piensa cuánto tiempo has perdido por no recordar una contraseña, tener que reiniciarla o perder acceso a tu propia cuenta y tener que pasar por muchos controles para poder entrar nuevamente. Con un administrador de contraseñas, eso se acabó.

#3 Compartir sin robar

¿Quieres que alguno de tus hijos use tu contraseña de Netflix? Ahora no tienes que exponerla con un mensaje o un correo electrónico, puedes simplemente hacer de esa contraseña una cuenta compartida en tu bóveda y dejar que se sincronice en su dispositivo. Lo anterior protege a ambos y garantiza la seguridad de tu cuenta sin temer que alguien esté en tu conexión robando tus credenciales.

#4 Seguridad de almacenaje

Tú bóveda digital es más que contraseñas, puedes utilizarla para guardar información financiera y hacer de tu compra online más sencilla, así como otro tipo de archivo o credencial que necesite protección extra. Lo anterior incluye documentos detallando tu testamento, dónde está tu dinero, fotografías importantes, PDFs o cualquier otra cosa importante para ti.


Artículo escrito por jfquijanor

Soy un joven Colombiano de 26 años, estudiante de Ingeniería de Sistemas. Melómano, Amante de la Ciencia, Tecnología y Parasicología. Íntegro y Perseverante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *