3 maneras de crear líneas de tiempo online fácilmente

Las líneas de tiempo pueden ser de gran ayuda al momento de exponer sus ideas. ¿Cómo hacerlo del mejor modo?

Crear líneas de tiempo es de gran ayuda al momento de conocer, explicar y dar a conocer procesos históricos de modo gráfico y sumamente atractivo. Al igual que recurrir a diapositivas, un mapa mental o infografías, resultan un recurso gráfico de lo más innovador para dejar lo más claro posible los conceptos que se busca explicitar.

Si bien las infografías otorgan algo más de libertad al permitir la inclusión de mayor clase de recursos gráficos y también interactivos, demandan mayor trabajo. Las líneas de tiempo, entonces, son muy prácticas para resumir períodos de tiempo determinados, hechos históricos, procesos, o, también, por caso, ser utilizadas para diseñar un adecuado y original curriculum vitae.

Lineas de tiempo online

Por suerte, en la actualidad, existe un sinnúmero de herramientas útiles para crear un mapa mental online y líneas de tiempo. Las hay simples, también, más complejas y sofisticadas y otras que son de uso y acceso gratuito en algunos de sus planes.

Cómo crear líneas de tiempo y qué son, exactamente

Por línea de tiempo debe entenderse la representación gráfica que facilita visualizar y comprender mejor secuencias temporales dadas entre eventos. Son herramientas de orden visual para ordenar y explicar con claridad de manera cronológica diferentes acontecimientos que han tenido lugar en el transcurso de períodos determinados.

Más allá de ser usadas mucho en educación y pedagogía, las líneas de tiempo, también, aportan soluciones en el mundo laboral y organizacional. Esto es, porque pueden mostrar la involución o evolución de un proceso, producto o área de la empresa determinada.

5 puntos clave para realizar una línea de tiempo

Al momento de la acción, entonces, se debe:

  • Escoger una temática.
  • Elegir el lapso que se pretende representar. Se trata del período del que se hablará; puede ser un año específico, un día, década o, incluso, siglo. Lo que verdaderamente importa es que quede bien claro cuándo comienza y cuándo culmina lo que se desea poner bajo la lupa de análisis.
  • Seleccionar los hechos de mayor relevancia. No hay que perder de vista que la línea de tiempo se usa como herramienta de síntesis de la información y ayuda a que sea visualizada. Entonces es menester escoger únicamente aquello que sea concerniente y jerarquizar correctamente.
  • Establecer una medida temporal. Las secciones que dividen los periodos de la línea de tiempo tienen que tener la misma medida. Por caso, si se busca resumir un año de trabajo, bueno será dividir la línea en meses. Si se pretende dar cuenta de algún hecho histórico, bueno será que la medida sean siglos, lustros o décadas.
  • Contextualizar de manera breve y concreta. Bien simple, por ejemplo, dar cuenta del título y año del evento a describir.

3 muy buenas herramientas para crear líneas de tiempo online

Si bien en la esfera online existen muchas posibilidades para crearlas del modo que más se ajuste al deseo de cada uno, estas tres son de mucha utilidad:

  1. Google Presentations (o Google Spreadsheets). Tal vez la mayor ventaja de valerse de estas herramientas de Google es la posibilidad de exportarlas y/o descargarlas en formatos diversos. También, el hecho de poder guardarlas de manera pública o privada, además de seleccionar quién podrá verlas y/o editarlas.
  2. Miro. Se trata de una plataforma que, además, ofrece muchas otras cosas. Es muy buena porque ofrece pizarras que pueden usarse de manera colaborativa. Es una herramienta de trabajo que puede ser usada en cualquier momento y lugar. Otra ventaja es que ofrece un gestor de cuentas y atención al cliente para cada paso de uso.
  3. Asana. Si bien es muy buena cuando de proyectos se trata, y muy intuitiva, sus cronogramas tienen una limitación a tener en cuenta: no permite crear líneas de tiempo de eventos que ya hayan sucedido.

Ya sea para estudiar o a la hora de exponer una presentación laboral, las líneas de tiempo son un recurso, no por muy usado, menos importante y satisfactorio. Y online, las oportunidades para valerse son muchas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *