¿Pasas el día sentado en el escritorio? Consejos útiles para cuidar tu salud

Los trabajos de hoy implican pasar mucho tiempo delante de la computadora, lo que si bien facilita varias tareas no es nada bueno para la salud. Dolores de espalda, problemas de visión, kilos extra y estrés, entre otros problemas, son comunes entre quienes se pasan el día en el escritorio.

Para mejorar tu vida no es necesario cambiar tu trabajo, solo se requiere realizar pequeñas modificaciones a tu día a día para integrar los beneficios de la actividad física y mobiliario amigable con el cuerpo, siguiendo los consejos que hoy vamos a compartir contigo en este artículo.

Levántate y muévete cada 1 hora

El cuerpo necesita estar en movimiento para que funcionen bien sus procesos y, el tener un trabajo sedentario no es excusa para quedarse sentados todo el día. Con suficiente ingenio, puedes arreglártelas para moverte.

Integra a tu rutina laboral pequeños cambios que te permitan moverte cada una hora: Puedes caminar mientras realizas llamadas telefónicas, pararte a hablar con tus colegas y dirigirte a sus escritorios en vez de utilizar mensajería o alzar la voz, todo pequeño ejercicio sirve.

Cuidar tu salud en la oficina

Escoge una silla ergonómica

El mobiliario de tu oficina puede ser la diferencia entre sentirte bien o sufrir dolores en el cuerpo. Por eso es importante escoger una silla y escritorios ergonómicos para asegurar que estés en la posición correcta sin dañar tu cuerpo.

Bien sentado y con los brazos en la posición correcta, evitas problemas de espalda, cuello y enfermedades como el síndrome de túnel carpiano entre otros. Este mobiliario no es costoso e incluso puedes modificar el existente con accesorios fáciles de encontrar.

Cuida tus ojos

Siguiendo con el cuidado de tu cuerpo, el asegurarte de proteger tus ojos es clave para evitar no solo problemas a la visión sino que también dolores de cabeza.

Un estudio publicado en Estados Unidos, recomienda reducir el brillo de la pantalla al menor nivel posible, ubicar tu ojos de manera que exista una distancia de al menos 40 centímetros entre ellos y el monitor, utilizar gafas especiales para reposar los ojos y tomar pausas cada 20 minutos para descansar la vista por 20 segundos.

Prefiere las escaleras al ascensor

No siempre hay tiempo para salir a trotar o ir al gimnasio. Integra actividad física a tu día a día con hábitos como preferir las escaleras en vez de los ascensores, privilegiar la caminata a la hora de moverte desde y hacia el trabajo y, de ser posible, dedicar 10 minutos a ejercicios de mayor intensidad.

Realiza ejercicios para estirar el cuerpo

Al estar sentados por largos periodos de tiempo, el cuerpo se resiente. Una forma de prepararlo y evitar molestias, es realizar ejercicios de elongación de brazos y piernas antes de comenzar el día, entremedio de tus actividad y una vez que llegas a casa.

No es necesario elongar como si estuvieses por entrar a un partido de fútbol o correr una maratón, con movimientos simples que incluso puedes hacer sentado notarás una diferencia.

El trabajar en un escritorio durante todo el día y mantener el cuerpo en buen estado no es imposible, solo basta integrar pequeñas costumbres y cambios que harán una gran diferencia a la hora de mantenerse saludable.

Artículo escrito por Maestro

Ingeniero de Sistemas, amante de las nuevas tecnologías y aficionado a la informática. Agrégame en Google Plus

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!