¿Qué es un dominio y por qué lo necesitas?

Comprar dominio es adquirir un nombre y una extensión (.com, .net, .org, .co, etc.). Un nombre que identifica a un sitio web, y reemplaza a una dirección imposible de recordar (145.73.29.868, por ejemplo). ¿Qué usuario recordaría una serie de números como ésta? ¿Cuántos errores de tipeo se cometerían? Casi no habría visitas a las páginas de internet. Por eso, lo primero que hay que saber ante la pregunta “¿qué es un dominio?”, es que tiene un nombre y debes elegir uno que sea atractivo.

Entonces, ¿qué es un dominio? Es una cadena de caracteres única, que los usuarios deben reproducir en la barra de direcciones del navegador, para ingresar a un sitio web específico. No hay que confundirlo con el hosting, porque más allá de estar asociados inevitablemente, no son lo mismo. En inglés, hosting significa alojamiento, es decir, que un servicio de hosting ofrece la posibilidad de publicar una página en internet. ¿Cómo? Almacenando en sus servidores cualquier tipo de contenido accesible por medio de la web.

Cada usuario puede registrar el dominio que quiera, siempre y cuando el que elija, esté disponible. En la actualidad, existen más de 300 millones de dominios registrados, lo que dificulta en parte la elección. No el trámite, que es bastante sencillo y, además, proveedores como DonWeb, se encargan de realizarlo por sus clientes. Ésta es la primera entidad registrante de dominios en Latinoamérica y ofrece precios accesibles, además de cupones de descuento para determinadas extensiones.

Dominio en Internet

Elige el mejor nombre de dominio

Al comprar un dominio en un registrador habilitado por la ICANN (corporación de internet para nombres y números), adquieres el derecho de usarlo y renovarlo cada año si lo quieres mantener. Hecho el registro, el dominio pasa a ser de tu propiedad, por lo que podrás controlar cualquier dirección de correo electrónico asociada, decidir a qué servidor se dirige el sitio o tienda online, transferir la propiedad y hasta venderlo, si así lo deseas.

Un nombre de dominio atractivo y corto será más fácil de memorizar para los usuarios, por lo que elegir el adecuado, puede llevar al éxito a tu proyecto web. Claro que hay otras características a tener en cuenta al momento de tomar una decisión: que no tenga guiones, mayúsculas, números, consonantes pegadas, letras repetidas; que incluya la palabra clave que represente a tu negocio o página personal, y que esté acompañado de la extensión que refleje el tipo de tienda o sitio alojado.

Las extensiones de dominio

Por supuesto, existen diferentes tipos de extensiones. Algunas pueden comprarse a precios más baratos que otras. Las dos principales son: las genéricas de nivel superior (gTLD), y las de código referidas a cada país (ccTLD). Entre las extensiones gTLD más populares, se encuentran las .com (comercial), que de tan difundidas, generan mayor confianza que el resto; las .net (network), la opción inmediata a la anterior, y las .org (organización), destinadas a las organizaciones no gubernamentales o sin fines de lucro. Hay más ejemplos: .biz (negocios), .info (información), .name (nombre), .gob (gobierno), o .edu (educación). Por su parte, las ccTLD se usan generalmente para identificar la zona geográfica de un sitio web, a la que se alude con las dos letras representativas del país de origen (.co, .mx, .ar, etc.).

Al fin y al cabo, el dominio es el nombre y la dirección de una página o tienda online, y por qué no, la primera referencia que tienen los usuarios, antes de entrar en el sitio web. Elegir y comprar un nombre de dominio conveniente, es proteger la imagen de tu marca o de tu identidad en internet. Sobre todo porque ésta es una decisión que se debe tomar, previamente a la contratación del proveedor de hosting.


Artículo escrito por Maestro

Ingeniero de Sistemas, amante de las nuevas tecnologías y aficionado a la informática. Sígueme en Twitter - Facebook - Instagram - Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *