3 consejos básicos para proteger tu ecommerce

El comercio electrónico creció como la espuma, en gran medida, debido al distanciamiento social necesario para frenar el esparcimiento de la covid-19. Con ello, miles de negocios se vieron en la necesidad de crear sus tiendas en línea para ofrecer sus productos de la forma en que el mercado estaba demandando.

Sin embargo, con este crecimiento, los delincuentes comenzaron a diversificar sus acciones para intentar robar. Es por ello, que si tienes una tienda en línea, debes extremar precauciones para mantener a salvo a los clientes, sus pagos con tarjeta y sus datos, ya que de esto depende que te sigan comprando. 

Este es un tema que no puedes tomar a la ligera, pues de acuerdo a reportes de las cadenas de seguridad informática: cada año las actividades de ciberdelincuencia provocan pérdidas de 1,500 millones de dólares en todo el mundo (lo mismo que invirtió Tesla en el Bitcoin a inicios de febrero del 2021).

Algunas de las acciones internas que debes hacer es formar a tus empleados en temas de ciberseguridad, que estén atentos de las formas en que pueden ser engañados para obtener accesos a datos sensibles, así como la implementación de herramientas que te permitirán mantener la seguridad de tu negocio digital.

Consejos básicos para proteger tu ecommerce

Añadir medidas de seguridad adicionales a menudo parece innecesario e incluso exagerado, pero en realidad, es mejor ser precavido que enfrentarse a ciberataques y lamentar cosas que podría haber hecho mejor. Además, la mayoría de las medidas de seguridad son fáciles de implementar y, una vez que empieces a practicarlas de forma constante, se integrarán orgánicamente en tu rutina de trabajo.

Estas son las cosas básicas que su empresa puede hacer para aumentar el nivel de seguridad y proteger a los clientes.

Utiliza software antimalware

Quizá suene obvio, pero muchos lo pasan por alto, ya que piensan que si usas dispositivos con iOS, una tablet o celulares es poco probable que te “infectes”, pero no es así. Como ya lo hemos dicho, los delincuentes son cada día más hábiles y capaces de obtener tu información con malware en el cual podrías confiar.

Hoy en día, se necesita una solución compleja o aplicar toda una serie de ellas para cuidarte, así que como mínimo necesitas un firewall, sin embargo, una solución más completa es preferible, pues así podrías supervisar a los usuarios móviles, los ordenadores y los servidores a través de una única plataforma. Simplificará drásticamente tu rutina diaria de seguridad.

Para reducir los correos de spam con enlaces maliciosos, siempre puedes ayudarte de filtros de spam y deja en claro entre tus colaboradores que no deben hacer clic en enlaces sospechosos.

El uso de VPN es importante, porque sirve como una capa de protección adicional, de esta manera evitas el seguimiento de tus direcciones IP. Algo que dará más protección a todo lo que haces mientras estás conectado.

Y una cosa más: si trabajas con un equipo, asegúrate de que todos están bien informados y equipados con software antivirus actualizado.

Crea una política de empresa

Si tienes a más de una persona con accesos a tu ecommerce, es muy importante establecer una política de seguridad de la empresa. Pues de no hacerlo, todas las medidas de software que establezcas, pueden esfumarse cuando uno de tus colaboradores descargue malware y lo transmita.

Para iniciar en tu política, establece una lista de aplicaciones que todos pueden descargar en sus dispositivos de trabajo. Si alguno necesita algo extra, podrías darles permisos especiales o que el encargado de seguridad digital lo haga.

Otra medida que puede ayudarte es la de utilizar un gestor de contraseñas, así podrán tener accesos a las plataformas con la información bien resguardada, además, esto te permitirá compartir los accesos de forma segura y no hacerlo a través de correos, mensajería o redes sociales.

Activa la autenticación de dos factores, para ello pide a todos los involucrados que activen esta opción en sus correos electrónicos de trabajo y en otras cuentas que tengan esta opción. Así cada que inicien sesión deberán hacerla con su clave y un token único que usualmente llega a los teléfonos que dieron de alta.

Elabora un plan de respuesta a la violación de la privacidad. Empieza por evaluar qué se ha expuesto, cuándo ha ocurrido y quién puede ser responsable de ello. Además, deja en claro qué ocurrirá si se infringe la política.

Protege los datos sensibles

Recoger los datos de los clientes es una buena idea siempre que se sepa cómo mantenerlos a salvo. La violación de datos no es un acontecimiento por el que quieras pasar, pero, por desgracia, ocurre incluso a los mejores. 

Para brindar mayor seguridad de información, lo primero (y lo más importante) que hay que tener en cuenta es que nunca hay que almacenar los datos en servidores compartidos y elegir uno dedicado. Puede que sea más caro, pero vale la pena.

Una de las mejores decisiones que puedes implementar es que un tercero se encargue de procesar los pagos, pues necesita una serie de reglas y seguridad básica para que funcione y cualquiera que ponga sus datos bancarios, se sienta tranquilo y que sus datos de tarjeta no están siendo guardados en ningún lado.

Pero hay otras razones detrás de muchas de las infames violaciones de datos. Según las investigaciones, el 38% de las violaciones de datos implican a actores internos. Eso no significa que debas dudar de tu equipo, sino que debes limitar el acceso a los datos sensibles de tus clientes.

No es necesario que todos tus empleados accedan a los datos y lo mismo ocurre con el software (según Statista, las aplicaciones más explotadas en 2020 fueron las de Office). Aparte de eso, no es mala idea llevar a cabo una formación periódica en materia de seguridad para tu equipo, aunque sea explicando lo más básico.

Con esto implementado en tu negocio, podrás dar más seguridad y certeza a todos lo que realicen transacciones con su tarjeta en tu negocio digital, además crecerá la fiabilidad de tu página y cualquiera que haga una transacción se sienta más seguro y cuente con el respaldo de tu marca.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *