¿Cómo funciona un lector de tarjetas?

Cada vez es más común que los negocios acepten pagos con tarjeta y usen constantemente una terminal punto de venta (TPV) para realizar este proceso. Pero no es tan común que conozcan cómo es que funciona un lector de tarjetas.

Desde el momento en que un cliente desliza o introduce su tarjeta hasta que se completa la transacción, la información se envía al procesador de pagos, al banco del cliente y luego a su lector de tarjetas de crédito. Todo esto sucede digitalmente en cuestión de segundos.

Hay diferentes tipos de terminales (como podrían ser las bancarias o las móviles) pero prácticamente todas funcionan similar en cuanto al procesamiento de pagos. Por ejemplo, en un negocio un cliente paga con una tarjeta, el lector de la terminal captura la información que se encuentra en el chip o la banda magnética para enviarla de manera segura a los sistemas de procesamiento de pago, no con el banco.

En el caso de México, por ejemplo, hay cuatro cámaras de compensación para pagos con tarjetas: Prosa, E-Global, Mastercard y Visa. Estas cámaras son los sistemas por donde pasan, entre otras cosas, la solicitud, autorización y pagos que se hacen con tarjetas.

Después, la cámara de compensación pide la autorización del banco emisor del cliente y al recibir la respuesta se envía al establecimiento, diciendo que no hay problema. Para finalizar, se realiza el pago al negocio al depositarlo en su cuenta.

El depósito puede tardar hasta un día, debido a que se realiza el proceso de validación y seguridad para que ninguna parte tenga problemas. Por implementar este servicio, la terminal se lleva una comisión por cada transacción que se realice.

Lector de tarjetas

Tipos de lectores de tarjetas

Habíamos mencionado que aunque hay diferentes terminales, es muy similar el proceso. Sin embargo, es importante explicar las diferencias que existen entre los tipos de lectores de tarjetas, así como su funcionamiento.

Banda magnética

Un lector de banda magnética lee la banda magnética de las tarjetas. Las compañías de tarjetas de crédito están eliminando gradualmente las tarjetas que solo tienen una banda magnética en favor de las tarjetas con chip EMV o los pagos sin contacto como motivo de mayor seguridad.

Las tarjetas de banda magnética están siendo reemplazadas porque son más propensas al fraude. Por ejemplo, un estafador que tiene un número de tarjeta puede duplicar fácilmente esa tarjeta. Por el contrario, las tarjetas con chip y los pagos sin contacto no se pueden duplicar fácilmente.

Lectores de chip o EMV

Estos lectores permiten utilizar de forma segura las tarjetas con chip EMV en cualquier establecimiento. Esto debido a que el EMV es un estándar global desarrollado y administrado por las principales compañías de tarjetas de crédito. La tecnología EMV permite pagos seguros en entornos remotos y presenciales.

Con EMV, se inserta o se sumerge una tarjeta en lugar de desplazarla. Estas tarjetas son más seguras que las tarjetas de banda magnética tradicionales. El titular puede usar su PIN o firmar la transacción con este tipo de tarjeta.

Lectores de tarjetas sin contacto

Algunas tarjetas de crédito tienen chips RFID. Estos chips permiten a los clientes realizar pagos sin contacto moviendo su tarjeta cerca del lector. A continuación te explicamos los tipos de tecnología que hace que estos pagos funcionen.

  • NFC: esta tecnología está integrada en lectores de tarjetas sin contacto y transmite información a poca distancia de una tarjeta con chip RFID.
  • RFID: esta tecnología utiliza ondas de radio para transmitir datos a distancias cortas. Los clientes con este tipo de tarjeta con chip pueden completar rápidamente su compra moviendo o tocando la tarjeta en o cerca de su lector de tarjetas.
  • Tokenización: la tokenización de pagos asegura los pagos tomando información bancaria confidencial y reemplazándola con información no confidencial (un token) antes de procesar el pago. Con la tokenización, los delincuentes que acceden a los detalles de pago no tienen la clave de cifrado para leer los datos.
  • Carteras digitales: las billeteras digitales de terceros, como Apple Pay, Google Pay y Amazon Pay, se están volviendo cada vez más populares como forma de pago sin contacto. Estas carteras permiten almacenar digitalmente varios pagos en un entorno seguro y transmitir el pago a través de un lector de tarjetas o un portal web.

Finalmente, la sencillez, facilidad y comodidad que ofrecen los lectores de tarjetas los convierten en una gran opción para los comercios que desean aceptar pagos con tarjeta o digitales.