Aprende como Internet puede comunicar a empresarios y trabajadores

La búsqueda de empleo es un proceso por el que tiene que pasar la mayoría de la gente al menos una vez en su vida, y probablemente más de una vez. Pero pocas veces tenemos en cuenta que es una acción que compete tanto al demandante de trabajo como al empresario que busca un empleado cualificado.

No podemos obviar que al igual que el trabajador busca un puesto laboral que se adecue a sus necesidades y formación, el empresario está realizando una inversión en capital en la búsqueda de un trabajador capacitado para cubrir de la mejor de las maneras una necesidad de la empresa.

Hasta la llegada de Internet, el proceso de búsqueda de empleo o trabajador no ofrecía ni muchas dificultades ni muchas opciones. Si eras un demandante de empleo te limitabas a enviar tu cv a una oferta de trabajo que el empresario podía haber publicado en un anuncio en prensa o en una empresa de trabajo temporal. Después, el empresario se limitaba a elegir el currículo que mejor se adaptara al puesto de trabajo y tras unas entrevistas personales seleccionaba a un nuevo trabajador. Esto cambia con Internet, ya que es un medio mucho más participativo y global, lo que convierte el encuentro entre empresario y trabajador en un proceso más abierto y comunicativo dentro de unas coordenadas mayores, prácticamente convirtiendo todo el planeta en una inmensa bolsa de trabajo.

Empresarios en Internet

En todo caso, se podría decir que en Internet conviven los dos modos de búsqueda de empleo y trabajadores, por un lado el modelo clásico de ofertas de trabajo y currículos, y por otro uno más novedoso y abierto basado en la búsqueda de talento. Los modos más cercanos al modelo clásico serían los siguientes:

  • Páginas de anuncios online. Este modelo es el más cercano a las páginas de anuncios clasificados de los periódicos de papel. En dichas webs, cualquiera puede colocar un anuncio, ya sea demandando u ofreciendo algo. Este sistema es recomendable para pequeñas empresas con poca presencia en Internet y no muy relacionadas con las nuevas tecnologías o el mundo de la comunicación, ya que es una opción muy rápida, sencilla y económica.
  • Páginas dedicadas al sector. Esta opción se podría asemejar a la publicación de ofertas de empleo en revistas relacionadas con el sector profesional. Si optamos por esta opción, que exige conocer las webs dedicadas a nuestro sector y ponernos en contacto con ellas, podremos dirigirnos directamente a profesionales del mismo campo que nuestra empresa. En teoría, la oferta de empleo llegará a menos personas, pero dichos individuos en teoría estarán mucho más interesados en el empleo que podamos ofrecer.
  • Portales de búsqueda de trabajo. Los portales dedicados al mundo laboral son un espacio común donde el demandante de empleo puede colocar su currículo y el empresario su oferta de trabajo. De este modo, si alguien busca trabajo puede visitar páginas de anuncios en la red en busca de la oferta que mejor se adapte a él, mientras que el empresario puede realizar una búsqueda entre todos los currículos buscando el trabajador que mejor cubra sus necesidades. Esta opción es la que ofrece realizar búsquedas más afinadas y depuradas.

Ante estas formas más cercanas al anuncio y respuesta de toda la vida, Internet ofrece nuevas formas de comunicación profesional basadas en la fluidez y posibilidades del mundo digital. Así, nos encontramos una comunicación más abierta entre el empresario y el trabajador, tomando el primero un papel más activo y centrándose en la búsqueda de talento en la red. Estas nuevas formas de comunicación laboral podrían resumirse en las que siguen:

  • Blogs personales. Puede que nuestro trabajador ideal no llegue a leer nuestra oferta de empleo, por lo que como empresarios tenemos la opción de salir en su búsqueda. Si optamos por esta búsqueda de talento, debemos conocer y mantenernos al día de los blogs y foros que existan sobre nuestro sector profesional, buscando personas que sobresalgan por su conocimiento o actividad. Este método es algo más trabajoso, pero permite encontrar a talento escondido.
  • Redes sociales. En su origen, las redes sociales como Facebook o LinkedIn eran una mera herramienta de comunicación entre amigos y conocidos, pero hoy en día se han convertido en una auténtica revolución comunicativa dentro de Internet para el intercambio de información. En su origen, las empresas acudían a las redes sociales simplemente para labores de promoción y publicidad, pero en la actualidad es una fantástica manera de comunicarse directamente con sus clientes, dando a conocer sus ofertas de empleo e incluso buscando talento del mismo modo que en los blogs y foros del sector.

Artículo escrito por Maestro

Ingeniero de Sistemas, amante de las nuevas tecnologías y aficionado a la informática. Agrégame en Google Plus

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!