Cómo limpiar Windows y dejarlo de fábrica sin formatear

Si constantemente instalas programas de dudosa procedencia o descargas mucho material de Internet, puede ocurrir el molesto caso de que el sistema se llene de problemas. Cualquier usuario avanzado con algunos conocimientos podría dar solución al problema y limpiar Windows formateándolo, pero ¿qué se puede hacer cuando no puedes o no quieres formatear?

Para esto, Microsoft ha lanzado una interesante herramienta llamada Refresh Windows, con la que podremos limpiar nuestro sistema y dejarlo cómo viene por defecto, sin ningún programa instalado y solucionando de raíz todos nuestros problemas. Funciona con las versiones de Windows 10 Home o Windows 10 Pro. Gracias a esta herramienta solo vamos a necesitar de un navegador e internet para limpiar Windows 10 completamente. No es necesario de ningún medio externo ni de una copia del instalador del sistema operativo.

Es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones iniciales. La primera de ellas es que al usar Refresh Windows vamos a eliminar todas las aplicaciones y programas que no vengan instaladas por defecto en el sistema operativo. Esto incluye la suite de Office, por lo que es recomendable tener a la mano los instaladores y licencias de dichos programas para reinstalarlos una vez finalizado el proceso de limpieza. También, se van a desinstalar todos los controladores (drivers de sonido, video, etc).

Limpiar Windows

Limpiar Windows 10 con Refresh Windows

Una vez tengamos en cuenta todas las recomendaciones y estemos listos para limpiar nuestro sistema, lo primero que debemos hacer es descargar Microsoft Refresh Windows desde la web de Microsoft. Una vez descargado el archivo damos doble clic para abrirlo y brindamos los permisos de administrador que sean necesarios.

Una vez abierto se nos muestran los términos de la licencia, los cuales debemos aceptar. Luego, el programa de instalación nos pregunta si queremos conservar nuestros archivos personales, hacer una copia de seguridad o eliminarlos.

Una vez decidamos qué hacer con los archivos, elegimos la opción continuar y se iniciará una descarga. Esta es la herramienta de actualización de Windows que se encargará de limpiar el sistema. El proceso se muestra paso a paso en la pantalla y tardará algunos minutos.

Cuando el proceso termine vamos a tener una copia de Windows 10 completamente limpia, sin programas ni controladores. Luego de eso debemos iniciar la instalación de estos para poder usar nuestro equipo normalmente. También habrán desaparecido todos los errores del sistema, y nuestros archivos personales deben estar intactos en caso de haber elegido esa opción.

Esta útil herramienta nos ahorra el trabajo de formatear Windows y nos soluciona los problemas del sistema de forma fácil y rápida sin perder nuestra información. No olviden compartir con aquellos a quienes les pueda interesar. ¡Hasta luego!


Artículo escrito por Juan Vallejo

Programador, Desarrollador de Videojuegos y contenidos digitales.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!