La IA está revolucionando los servicios financieros

Las instituciones financieras voltearon a ver a la Inteligencia Artificial (IA) porque encontraron un aliado en los procesos que son tediosos o aquellos que necesitan un sinfín de datos. Por ello se ha tomado esta tecnología para evaluar los riesgos que siempre se presentan a la hora de mover dinero por distintos medios.

Los riesgos crecieron a la hora de que el dinero se volvió electrónico, pues los hackers siempre encuentran recovecos en donde podría fallar un sistema; para ello, la IA llegó a ayudar a los sistemas, instituciones y empleados de instituciones bancarias.

Inteligencia Artificial

La IA ayuda a prevenir el fraude

Los fraudes siguen siendo el mayor reto para el sector financiero y sus clientes, lo que provoca pérdidas masivas cada año. La tarjeta de crédito es la forma de fraude más frecuente y, según un estudio, solo en 2019 se produjeron 270,000 casos de fraude con tarjetas de crédito.

La mayoría de las estafas se produjeron con consumidores minoristas, pero las empresas y a veces incluso los bancos han experimentado directamente pérdidas masivas tras estos casos de fraude.

El negocio financiero está utilizando ahora tecnología de inteligencia artificial de última generación para interceptar estos fraudes lo más rápido posible y evitar que se produzcan. Veamos algunas de las áreas clave en las que la IA se utiliza ampliamente para identificar o prevenir el fraude financiero.

Compras fraudulentas

Los ciberdelincuentes suelen obtener los datos de las cuentas bancarias o de las tarjetas de crédito por diferentes medios y los utilizan para realizar transacciones ilegales y desviar las cuentas de las víctimas. Si las transferencias no se detienen rápidamente, resulta imposible recuperar el dinero y con frecuencia se pierde definitivamente.

En la actualidad, las instituciones financieras están implementando algoritmos de aprendizaje automático que pueden detectar transacciones irregulares casi en tiempo real, evitar que se produzcan de forma automática y alertar a las autoridades.

Estafas de phishing

Los ciberdelincuentes se dirigen a las personas vulnerables enviándoles enlaces de correo electrónico que dicen ser correos de su banco. Al hacer clic en el enlace, los delincuentes pueden acceder a sus datos bancarios o de tarjetas confidenciales para realizar transacciones fraudulentas. Según el nuevo informe de la empresa de protección informática ProofPoint, en 2020 se obtuvieron 9,2 millones de correos electrónicos maliciosos de los usuarios. Y, lamentablemente, alrededor del 30% de los correos electrónicos de phishing están disponibles para objetivos vulnerables.

Aunque los bancos y fintechs no participan directamente en la prevención de estas estafas de phishing, el mérito es de empresas de correo electrónico como Google. Ya disponen de sofisticados algoritmos de aprendizaje automático que advierten al cliente de que se trata de un correo de phishing y de que no debe hacer clic en él o enviarlo a la bandeja de spam. El aprendizaje automático de Gmail bloquea más de 10 millones de correos spam y maliciosos por minuto.

Reclamaciones falsas al seguro

No es raro que los proveedores de seguros reciban denuncias fraudulentas de personas y empresas. Si estas denuncias no se identifican con antelación, las compañías de seguros podrían acabar pagando el dinero del seguro al reclamante estafado.

Las investigaciones estiman que el fraude en los seguros provoca una pérdida de al menos 80.000 millones de dólares anuales en todos los ramos de seguros, y solo en Estados Unidos se registraron pérdidas de 34.000 millones de dólares en 2019. Un tercio de las aseguradoras concluye que el fraude supone hasta el 20% del coste de las primas.

La inteligencia artificial, sumada a la tecnología de aprendizaje automático están mejorando enormemente la eficiencia y la satisfacción del cliente en varios campos, y eso incluye los seguros. Las aseguradoras y los brokers han empezado a aprovechar la IA para reformar todo, desde el proceso de reclamaciones hasta la gestión de riesgos.

Nunca antes ha habido más oportunidades de mejorar y democratizar las opciones de seguros, haciendo que todo el proceso sea más fácil de usar. Esta tecnología inteligente está ahora más disponible y es más fácilmente accesible que nunca, y las posibilidades son muchísimas.

La revolución digital

No hace mucho tiempo, realizar cualquier tipo de transacción en un banco solo sucedía si ibas a las sucursales o utilizabas las llamadas telefónicas para ponerse en contacto con el servicio al cliente. Hoy en día, el sector financiero está evolucionando para satisfacer las preferencias de los consumidores, ya que cada vez más personas, especialmente las generaciones más jóvenes, prefieren las experiencias digitales.

IA: el siguiente paso en servicios financieros

Al igual que otros sectores, los servicios financieros se están subiendo a la ola de la IA e implementando soluciones inteligentes, como los chatbots. La mejora de la tecnología de aprendizaje automático, junto con el comportamiento de los consumidores millennials y de la generación Z, ha hecho que la idea de los chatbots sea más aceptable.

De hecho, según un estudio realizado por Business Insider Intelligence, el 80% de las empresas ya están utilizando o planean utilizar chatbots para 2020. Sabiendo cómo y por qué se usan los chatbots, es fácil ver por qué esta tecnología se presta al proceso de atención al cliente.

Pero no solo eso, la IA están en la zona de préstamos. Ahora muchas compañías tecnológicas te pueden otorgar un crédito en línea en tan solo 5 minutos porque investigan toda la información de quien lo solicita, ejecuta un algoritmo y presenta una propuesta con la que se calcula si la persona que lo solicita podría pagar o no.

El servicio se está volviendo tan personalizado que un futuro las empresas financieras podrían compartir información para evaluar préstamos, oportunidades de negocio, créditos hipotecarios y todo lo que se les ocurra, con la ventaja de que sus clientes lo podrán obtener en tiempo récord y las instituciones podrían sumar más clientes a sus filas.

Las capacidades de la IA en los servicios financieros parecen no tener fin. A medida que pase el tiempo, probablemente habrá aplicaciones de esta tecnología que ni siquiera podemos imaginar en la actualidad.

La tecnología ha permitido que este sector se amplíe y aborde tendencias y segmentos del mercado, al tiempo que lo hace más barato, mejor y más rápido para todos nosotros. La IA está cada vez más presente en nuestra vida diaria.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *