El escenario de incertidumbre animará la cotización del bitcoin

La Fed, Trump y las elecciones francesas podrían frenar al dólar estadounidense.

Algunos analistas esperaban que 2017 fuera el año del despegue definitivo de la criptodivisa llamada bitcoin. Su principal motivo para pensar de esa manera era la posibilidad de que a mediados del mes de marzo el regulador bursátil estadounidense (SEC) diera luz verde al primer fondo cotizado (ETF) en bitcoins, lo que podría impulsar su mercado.

Sin embargo, el bitcoin recibió un no por respuesta y de cotizar en los 1.220 dólares pasó a los 980 en cuestión de horas, porque la SEC dijo que el mercado del bitcoin sigue estando “no regulado”.

La suerte de las otras dos solicitudes de fondos cotizados no parece que vaya a ser mejor, pero eso no quita para que la situación de la economía invite a pensar de nuevo en la cripto-moneda.

Desde ese momento, el bitcoin ha recuperado niveles y hoy se pagan 1.273 dólares por bitcoin ¿Por qué? Porque la criptodivisa no pertenece a ningún país. Y eso supone que no se ve afectada por la inflación ni por las devaluaciones. En cierto modo, es la divisa más resistente a esos factores de todo el mundo.

Cotización del Bitcoin

Por eso, si ahora miramos a la agenda de lo que nos queda por vivir este año, es muy razonable que los inversores piensen en el bitcoin como en una inversión refugio donde evitar la volatilidad que van a generar las incertidumbres políticas, geopolíticas y económicas que están por llegar.

Para los que siguen el mercado de divisas en plataformas como iFOREX las grandes sorpresas de las últimas semanas más que justifican la búsqueda de una divisa estable. EE.UU. ataca Siria, Corea del Norte amenaza a sus vecinos del sur y a Japón, elecciones en Holanda y Francia con las encuestas marcando la subida de los populismos, elecciones anticipadas y por sorpresa en el Reino Unido… Son noticias que favorecen la estabilidad del bitcoin porque han provocado oleadas de volatilidad.

Nos falta la segunda vuelta de las elecciones francesas, las elecciones alemanas y las primeras negociaciones sobre el Brexit. Pero, además, dos subidas de tipos en Estados Unidos, el recorte del balance de la Reserva Federal a finales de año -y antes de lo previsto- y los pasos que de Donald Trump hacia el cumplimiento de sus promesas electorales.

El dólar ha subido un 20% frente a las principales divisas durante los últimos cinco años apoyado en un crecimiento económico superior. Hoy, ya no crece más rápido que el resto del mundo, por lo que se ha convertido en una divisa cara.

Todos esos eventos previstos más algunos inesperados como el atentado en París en plena campaña electoral irán directos a por el dólar porque los inversores buscarán la estabilidad allí donde se encuentre. Y no será el dólar, pero tampoco una materia prima que cotice en dólares como el oro la que se lleve el gato al agua.

La cotización del yen japonés y la del bitcoin, sobre todo esta última, han sido las ganadoras estas últimas semanas. Y todo apunta que serán las ganadoras en las semanas por venir.


También Recomendamos

Déjanos tus comentarios !!