Diferencias entre sitio web, página web y blog

Cuando navegamos por la red nos encontramos con multitud de espacios web en los que raramente somos capaces de saber distinguir entre sitios web, páginas web y blogs, donde gracias a la estructura que poseen, resulta a veces muy complicado averiguar cuál es su verdadera identidad y cuáles son las diferencias que existen entre uno y otro.

Algunos no tienen problema, visualizan la página y rápidamente logran diferenciarlas, sin embargo, otros precisan de más tiempo para poder lograrlo. Para poder aclarar qué representan y cuáles son las principales diferencias entre sitio web, página web y blog, aquí tienes una daremos una serie de respuestas a las que debes prestar atención.

Blog o sitio web

¿En qué se diferencia una página web de un blog?

Probablemente nos hayamos realizado esta pregunta en alguna ocasión, la respuesta que generalmente llegamos a deducir es siempre la misma; mientras que en un blog se añaden artículos, comerciales o no, y reflexiones, dejando la oportunidad de incluir las opiniones de los lectores, en una página web se prepara otro tipo de contenido, generalmente más informativo y con un carácter mucho menos participativo para sus visitantes. Éstas últimas suelen ser escaparates donde se realiza la presentación de un particular u organización y los servicios o productos que ofrece.

Hace unos años, las diferencias eran mucho más evidentes, pues las compras online por ejemplo, solo se podían realizar a través de páginas web que optaran por incluir esta opción adicional en su estructura. Ahora, los blogs también pueden incluso incorporar esta característica gracias a la multitud de plugins personalizados que se les puede instalar. Dicho esto, podemos decir que el blog es un espacio mucho más interactivo para el usuario y su propietario, donde se va generando nuevo contenido periódicamente, mientras que la página web cuenta con información expuesta de una forma mucho más estática.

¿Se puede combinar una página web con un blog?

Por supuesto, de hecho, es un recurso muy empleado. Generalmente, ambas son opciones que contempla la persona o empresa que se desea mostrar en la red. Si ponemos un ejemplo muy sencillo, veremos como su combinación resulta muy interesante para generar presencia y aumentar la reputación en la red.

Una empresa dedicada a la venta de inmuebles opta por crear una página web, donde se dedicará a prepararla para ofrecer una pequeña presentación de su plantilla de trabajadores y las instalaciones que dispone, además, incluye una galería de imágenes de sus pisos en promoción, enlaces a sus perfiles sociales, un breve resumen acerca de su filosofía de trabajo y un formulario de contacto para aquellos interesados en contactar con ella.

Mientras que por otra parte, también decide crear un blog donde podrá publicar contenidos de forma periódica, todos ellos relacionados con el sector inmobiliario, para que de esta forma los lectores interesados en este campo, puedan estar informados, lo difundan por sus redes y puedan participar con sus opiniones y testimonios.

¿Qué diferencia existe entre un sitio web y una página web?

Cuando tenemos que realizar una comparación entre estos dos conceptos, muchos tienden a confundirlos, pues confían en que ambos se refieren a lo mismo. Lo cierto es que están relacionados, de hecho, una depende de la otra, pero las diferencias entre una página web y un sitio web no son muy conocidas entre los internautas que acceden a ellas.

Para poder realizar una diferenciación correcta, debemos saber que un sitio web es aquél espacio localizado en la World Wide Web, donde se contienen organizados todos los documentos, llamados páginas web, que lo componen. Estos sitios web poseen generalmente una página de inicio que es por la cual accedemos al portal introduciendo una URL determinada en el navegador, además, este espacio contiene otras páginas dispuestas jerárquicamente por las que podremos navegar y que incluso puede que pertenezcan y sean gestionados por otros individuos. La página web es un único archivo que forma parte de ese conjunto.

Como las cosas siempre se comprenden mejor a través de sencillos ejemplos, diremos que un sitio web es como si fuera un libro, formado por cientos de hojas, donde cada capítulo vendría a ser lo que llamamos como página web. El nombre del libro sería esa dirección web que introducimos en el navegador, mientras que su índice vendría a ser el mapa del sitio web (Sitemap).


Artículo escrito por Maestro

Ingeniero de Sistemas, amante de las nuevas tecnologías y aficionado a la informática. Agrégame en Google Plus

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!