Las ventajas de comprar un iPhone reacondicionado

En el abanico de opciones al momento de comprar un celular, los iPhone siempre van a ser los favoritos de muchos. Por su calidad y gran diseño, los dispositivos de Apple se llevan grandes elogios y se convierten en objeto de deseo para todo tipo de usuarios.

No hay duda de que los iPhone se encuentran siempre entre los mejores celulares del mercado y muchas personas quisieran tener uno de ellos, pero su alto precio lo hace poco asequible para la gran mayoría de la población. Sin embargo, hoy en día existe una opción bastante interesante con la que se pueden adquirir este tipo de dispositivos pagando solamente una parte de su precio original.

Los productos refurbished o reacondicionados han ganado bastante popularidad entre muchos compradores, principalmente por los altos precios de los dispositivos nuevos y por la famosa obsolescencia programada con la que nos vemos obligados a cambiar de dispositivo cada cierto tiempo.

Un producto que se vende como reacondicionado es básicamente un dispositivo que fue comprado como nuevo, pero fue devuelto por el comprador debido a alguna falla detectada en su funcionamiento. Este producto es recibido por el fabricante y reparado, quedando totalmente funcional y con la garantía necesaria para ser puesto nuevamente a la venta.

Comprar iPhone reacondicionado

Razones para comprar un iPhone reacondicionado

Los celulares son unos de los dispositivos que más provecho le están sacando a esta tendencia del mercado, por eso hoy vamos a compartir algunas las principales razones por las que es una buena idea comprar un iPhone reacondicionado.

1. Ahorro

La principal razón para optar por adquirir un producto reacondicionado es sin duda el ahorro, ya que en el caso de un iPhone su precio puede estar hasta un 30% por debajo del valor original. De esta manera puedes adquirir uno de los mejores celulares del mercado por un precio muy bueno.

2. Garantía

Si compras un teléfono reacondicionado, asegúrate de adquirirlo en una tienda reconocida y que te brinde seguridad. Un ejemplo de ello es la tienda de electrónica MOBO, donde los iPhones reacondicionados que venden son evaluados y verificados por técnicos expertos, pasando por un proceso de reacondicionamiento que analiza más de 30 elementos clave del teléfono como son la pantalla, el audio, la carga, la cámara, entre otros. Si el equipo pasa las pruebas se pone a la venta con garantía de 90 días.

3. No son de segunda mano

Hay que dejar claro que un teléfono reacondicionado no es igual a uno de segunda mano. El primero se destaca por el hecho de que ha sido usado muy poco tiempo, además de que es revisado exhaustivamente y sus piezas reemplazadas en caso de detectar alguna falla, hasta poder garantizar que se encuentra en un estado óptimo para ser vendido.

Por otra parte, un equipo de segunda mano tiene más tiempo de uso, muchos de sus componentes pueden estar desgastados e incluso pueden presentar golpes que afecten su buen funcionamiento.

4. Ayudas al medio ambiente

Al apoyar este tipo de mercado basado en productos reacondicionados, también estaremos ayudando a reducir la contaminación que generan este tipo de aparatos, ya que podremos darle una segunda oportunidad a estos dispositivos que en otro momento pudieran estar fácilmente generando basura electrónica.

No hay duda de que comprar un teléfono reacondicionado puede resultar una experiencia interesante, así que la próxima vez que quieras conseguir un iPhone barato puedes optar por este método.


Artículo escrito por Maestro

Ingeniero de Sistemas, amante de las nuevas tecnologías y aficionado a la informática. Sígueme en Twitter - Facebook - Instagram - Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.