14 formas de mejorar el rendimiento de Windows 10

Mejorar el rendimiento de Windows 10 no es difícil. Solo necesitas unos pequeños trucos y tips. En este artículo cubrimos algunos métodos muy fáciles de implementar para aumentar el rendimiento de Windows. Lo primero que debemos hacer es enfocarnos en las siguientes áreas: Ajustes del sistema, mejoras de software y el reemplazo o eliminación de aplicaciones.

Algunas mejoras de hardware como comprar más memoria RAM o invertir en una unidad SSD pueden funcionar a largo plazo, pero requieren de dinero para ser efectuadas. Aquí vamos a evitarlas para que te des cuenta que puedes aumentar el rendimiento sin gastar un centavo. Así que comencemos con las mejores formas de aumentar la velocidad de Windows 10.

Mejorar el rendimiento de Windows

Ajustes de velocidad del sistema operativo

1. Activar el modo juego

Activar el modo juego

Las últimas versiones de Windows 10, añaden una nueva característica llamada modo de juego. Esta puede ser activada simplemente con la combinación de teclas «Windows + G». Sin embargo, primero debes activar el modo juego.

Para hacerlo debes abrir la configuración, ir al apartado juegos, a la pestaña modo de juego y activar el modo juego. Se supone que esta característica está diseñada para ser usada únicamente al momento de jugar videojuegos. Pero puede ser activada cuando tú lo necesites para aumentar un poco el rendimiento. Es particularmente útil cuando tiene muchas aplicaciones funcionando en segundo plano y que están consumiendo gran parte de los recursos.

Desafortunadamente, el modo juego solo mejora un poco el rendimiento. Sin embargo, dependiendo de tu computadora puedes experimentar un gran cambio en el desempeño de tu computadora. Por otra parte reducir las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano puede aumentar significativamente el rendimiento. En pocas palabras el modo juego funciona como cualquier otra aplicación que acelera el funcionamiento de la GPU. Puedes incluso intentar usarlo con programas como Adobe Premiere.

2. Desactivar los efectos visuales

Desactivar los efectos visuales

Windows ofrece una manera muy fácil para desactivar todos los efectos visuales. Lo primero que vamos a hacer es ir al menú inicio y buscar «Panel de control». Una vez allí entramos en la categoría «sistema y seguridad», y luego damos clic en la opción «Sistema».

En el menú Sistema, vamos a la columna izquierda y elegimos la opción «Configuración avanzada del sistema». En la nueva ventana que se abre vamos a las pestañas superiores y elegimos «Opciones avanzadas». Ahora vamos a dar clic en «Configuración» de la categoría de Rendimiento. Al ver una nueva ventana con Opciones de rendimiento, en la pestaña activa de «Efectos visuales» tenemos una lista de todos los efectos visuales de Windows 10, ahora solo debes deseleccionar aquellos efectos que no quieras tener para aumentar la velocidad del sistema operativo. Desactivar los efectos visuales genera un gran impacto, principalmente en computadores antiguos.

3. Acelera tu procesador

Acelera tu procesador

Windows cuenta con tres opciones predefinidas con las que puedes aumentar la frecuencia de funcionamiento de tu procesador. Estas tres son Balanceado, Alto rendimiento y ahorro de energía. A veces los fabricantes de computadores incluyen planes personalizados.

La mayoría del tiempo desde una computadora portátil se suele usar la opción balanceada o la de ahorro de energía. Pero para mejorar el rendimiento de Windows, es necesario sacrificar la duración de la batería. Por esta razón esta función es muy recomendada para computadoras de escritorio. Para configurar estas opciones solo basta con navegar en las opciones de energía en el panel de control del sistema.

4. Deshabilita programas de inicio automático

Deshabilita programas de inicio automático

La mayoría de los programas que se instalan en el computador intenta iniciarse silenciosamente al iniciar el sistema. Esto es útil para algunos programas, como aquellos que administran los controladores del ordenador. Aquellos que sean innecesarios generan un impacto en el rendimiento que es acumulativo. Si tu computadora tiene muchos programas habilitados para iniciar con Windows, la entrada al sistema puede tardar una eternidad. Así que deshacerse de software que no sea absolutamente esencial es muy bueno para mejorar el rendimiento en Windows.

Para impedirle a estos programas que se inicien automáticamente, debes presionar la combinación de teclas Ctrl + Alt + Delete y elegir la opción administrador de tareas. Luego debes dar click en la pestaña «Inicio» que se encuentra en la parte superior de la ventana. Desde allí puedes elegir aquellos programas que no quieres que se inicien con Windows, y deshabilitarlos con un simple click.

5. Administra la instalación de actualizaciones

Administra la instalación de actualizaciones

Windows Update, lo creas o no, utiliza montones de recursos cuando está en segundo plano. Puedes configurarlo para que funcione a ciertas horas específicas, cuando el computador no esté en operación. Para hacerlo ve a la opción búsqueda en la barra de menú, escribe «Windows Update» y ejecuta la primera opción que te salga como resultado. En el apartado de Windows Update, hay una opción abajo llamada: «Cambiar horas activas» solo debes dar click ahí y elegir un periodo de tiempo cuando tu computador no sea usado. Está opción solo limita el tiempo de cuando se van a instalar las actualizaciones automáticas. Windows Update seguirá descargando actualizaciones todo el tiempo. Pero al menos tu ordenador no se reiniciara sin previo aviso en medio de tus horas laborales.

6. Desactiva la función de indexación de búsqueda de Windows 10

Desactiva la función de indexación

Cuando buscas un archivo, Windows no escanea cada directorio de tu computador si tienes la función de indexación de búsqueda activada. La indexación crea un manifiesto de texto de los elementos almacenados en tu computadora. Esto mejora drásticamente la velocidad de búsqueda de archivos. En un computador con muy buena capacidad desactivar esta función puede hacer que las búsquedas se hagan más lentas.

Sin embargo, en computadores con bastantes años desactivarla puede aumentar significativamente le rendimiento. Para hacerlo, debemos ir al buscador en la barra de tareas y escribir «Index», luego dar click a la herramienta «Opciones de indexación». Luego damos click en la poción «Modificar» y des seleccionamos cada una de las unidades y carpetas que aparecen allì.

7. Analizar y limpiar las unidades de almacenamiento para mejorar el rendimiento de Windows

Analizar y limpiar las unidades de almacenamiento

Las unidades de estado sólido (SSD) y los discos duros (HDD) se ponen lentos cuando están súper cargados de datos. Ambas tecnologías están diseñadas para trabajar óptimamente con el 50% de su capacidad llena, sin embargo tener el 25% de espacio libre está bien. El problema comienza cuando se llenan por completo de archivos. Para limpiar esta información almacenada de forma eficiente existen programas gratuitos como WinDirStat. Con el podrás analizar el estado de tus unidades de almacenamiento y limpiarlas eliminando archivos cache, y archivos basura para mejorar el rendimiento de Windows.

Mejoras de software del sistema operativo

8. Unidad de almacenamiento en RAM

Unidad de almacenamiento en RAM

DataRAM’s se encarga de crear una unidad de almacenamiento virtual usando RAM física. Algunos usuarios suelen instalar programas esenciales en estas unidades virtuales que son muy rápidas. Lo que les beneficia el rendimiento. Sin embargo, Solo lo recomendamos para aquellos que quieren mejorar el rendimiento de una sola aplicación. Los programas más comunes que se pueden beneficiar de este método son Photoshop, los buscadores y software de edición de video. Esta función es recomendada para equipos con una RAM superior a 16GB y que tengan al menos 1 Gb de RAM libre.

9. Software anti Malware

La mayoría de los problemas de rendimiento son ocasionados por programas maliciosos que funcionan en segundo plano. La mejor solución a esto es realizar un escaneo profundo con un buen software anti Malware como Malwarebytes para librarse de estos problemas y mejorar el rendimiento de Windows.

10. Limpiar el Registro

Limpiar el Registro

El registro de Windows tiene todas las configuraciones del sistema y de otros programas instalados. Cada vez que instalamos unos programas estos cambian el registro de Windows. Sin embargo, cuando un programa es desinstalado, este falla en remover esos cambios. Con el tiempo cientos y cientos de modificaciones en el registro pueden ocasionar un bajón en el rendimiento. Limpiar el registro puede eliminar estos cambios y mejorar el rendimiento. El programa más recomendado y también más utilizado para esta tarea es CCleaner.

11. Reemplazo o eliminación de aplicaciones

Reemplazo o eliminación de aplicaciones

Un montón de usuarios instalan programas horribles, pensando en que pueden necesitarlos. La mayoría de las veces son programas no deseados que terminan por ralentizar tu computadora. Muchos de estos son programas para leer PDF, aplicaciones para reproducir música o video, buscadores, etc. Afortunadamente existen muchas alternativas gratuitas que cumplen estas funciones y que son programas que no afectan el rendimiento cómo: VLC, Mozilla Firefox, Adobe Reader, etc.

12. Eliminar software de fábrica

Eliminar software de fábrica

La última versión de Windows viene con cantidades ridículas de Software de fábrica. Algunos de estos programas no son para nada útiles. Para hacerlo solo basta con que vayas al menú de inicio de Windows e identifiques aquellas aplicaciones que jamás has utilizado, que por lo general son aplicaciones de finanzas, de datos, algunos juegos, etc. Debes seleccionar dicha aplicación y dar click derecho sobre la misma y elegir la opción «Desinstalar», para eliminarla. Así ahorras espacio y rendimiento en tu equipo. Desafortunadamente estas volverán a instalarse cada vez que actualices Windows, pero si tu computadora tiene mal rendimiento hacerlo puede mejorarlo significativamente.

13. Eliminar Aplicaciones pre instaladas

Eliminar Aplicaciones pre instaladas

Algunas aplicaciones que si son útiles viene pre instaladas en Windows 10, como es el caso de Skype o una calculadora. Estas pueden ser eliminadas si lo que quieres es aumentar el rendimiento de Windows al máximo o simplemente deshacerte de ellas porque te parecen molestas. Para ello puedes utilizar Windows 10 Default App Remover 1.2. Que es gratis y muy fácil de usar, al iniciar este programa te mostrara una lista de todas las aplicaciones pre instaladas y con tan solo un click puedes desinstalarlas o volverlas a instalar cuando las necesites.

14. Formatear tu computadora

Una de las mejores opciones para mejorar el rendimiento de tu computadora es contar con una versión limpia de Windows 10. Es cierto que es algo que se busca evitar, pues muchos usuarios temen perder datos y programas importantes con el formateo del sistema. Pero es sin duda la mejor opción de todas y elimina por completo cualquier problema de rendimiento. Así que si no ves ningún problema y tu computadora está muy lenta, te recomendamos que te plantees formatear tu computadora.

Espero que estas formas de mejorar el rendimiento de Windows 10 sean de ayuda para ustedes. No olviden compartir con aquellos a quienes les pueda interesar. ¡Hasta pronto!


Artículo escrito por Juan Vallejo

Programador, Desarrollador de Videojuegos y contenidos digitales.