5 cosas que debes saber para empezar una tienda en línea

Las ventajas que tienes de incursionar en una tienda en línea, son muchas. No hay alquiler que pagar, y puedes llegar a millones de clientes desde la comodidad de tu hogar. Además, en Internet puedes encontrar muchos recursos para apoyarte, por ejemplo, si deseas vender camisetas, con solo escribir en el buscador plantillas psd para playeras, tendrás lo que necesitas.

Sin embargo, no creas que montar una tienda en línea es rápido y fácil, como todo proyecto, debes tener un plan de negocio para tener éxito. Es una buena idea poner todo el empeño en comenzar una tienda en línea como lo harías con cualquier otro negocio. Necesitarás un gran producto, un sitio web fácil de usar y un plan de marketing sólido. Sigue leyendo para aprender cómo comenzar.

1. Desarrollando el producto y plan de negocios

Un plan de negocios, también es una hoja de ruta que proporciona instrucciones para que una empresa pueda planificar su futuro y lo ayude a evitar baches en la carretera. El tiempo que dediques a hacer que tu plan de negocios sea minucioso y preciso, y mantenerlo actualizado, es una inversión que rinde grandes dividendos a largo plazo.

Tienda en línea

Decide lo que quieres vender

Saber qué producto deseas vender es solo parte de la creación de una tienda en línea exitosa. Tendrás que descubrir qué lo diferencia de los demás servicios similares que las personas pueden elegir. Por ejemplo, ¿por qué debería un cliente comprar sus suéteres tejidos a mano cuando tiene otras 100 tiendas en línea para elegir? Por ello, es esencial tener en cuenta lo siguiente:

  • Evalúa la competencia: no te limites a vender una determinada línea de productos hasta que hayas examinado los sitios web con los que competirás. Considera los principales mercados en línea, donde planeas anunciar tus productos; y revisa la competencia dentro de esos portales.
  • Ofrece algo original: si vendes artesanías u obras de arte hechas a mano, la originalidad de tu trabajo puede ser el atractivo que distingue tu producto. Trata de encontrar un equilibrio entre algo que sea muy original y que también tenga un atractivo general.
  • Experiencia: tal vez la calidad que distingue a tu empresa del resto, sea tu experiencia en el tipo de producto que estás vendiendo. Quizás, fuiste un profesional del béisbol que vende una línea de guantes, por ejemplo. Haz que tu pasión y conocimiento, sean parte del paquete.
  • Proceso de compra fácil: asegúrate de que tu sitio web sea fácil de navegar y divertido de compartir. Sé receptivo y brinda un excelente servicio al cliente donde otros no lo hacen.

Registro

Registra el negocio de acuerdo con las leyes de tu estado. Cuando estés listo para hacer las cosas oficiales, tendrás que encontrar un nombre comercial y completar los trámites legales y fiscales necesarios para registrar tu negocio.

2. Construye tu propia tienda en línea

Es necesario buscar profesionales con experiencia para que te ayuden en la parte técnica de la creación de la tienda virtual. Debes tener presente lo siguiente:

  • Registra un nombre de dominio: Elige un nombre que sea corto, pegadizo y fácil de recordar. También debe ser único, ya que los nombres más obvios ya están tomados.
  • Elige un servicio de alojamiento web: el sitio web es la columna vertebral de tu tienda en línea. Este tipo de servicio puede ser gratis, sin embargo, debido a que estás vendiendo productos en línea, deberás pagar por un servicio que ofrezca las opciones que necesitas.
  • Diseña tu sitio web: es conveniente que contrates a un diseñador web para que lo cree. El énfasis debe estar en mostrar tu producto y hacer que sea lo más fácil posible para que los clientes hagan una compra. Cuanto más sencillo, mejor.
  • Elige el software de comercio electrónico: esto permite a los clientes ver productos y hacer una compra segura. El software almacena información del cliente e información financiera. En algunos casos, el software de comercio electrónico tiene en cuenta el marketing, debido a que puede utilizarse para enviar correos electrónicos a los clientes.

3. Uso de un servicio de comercio electrónico con todo incluido

Existen muchos servicios que ofrecen una plataforma para una tienda en línea que puedes configurar en tan solo unas horas, a un coste muy bajo. Tendrás todas las herramientas que necesitas para comenzar a vender tu producto de inmediato. De todas formas, es muy útil investigar sobre el desarrollo de estrategias de uso del correo electrónico.

4. Atraer y retener clientes

Las plataformas de medios sociales son una forma importante para que las empresas, especialmente las virtuales, se promocionen a sí mismas. Inicia una cuenta y anima a las personas a darle “me gusta” y a que “compartan” la página de tu tienda para correr la voz.

5. Comienza un blog

Emparejar tus productos con conocimiento expertos es una excelente manera de atraer a más personas a tu sitio. Si tu producto está relacionado con la moda, inicia un blog de estilo que muestre algunos de tus productos de vez en cuando. Encuentra una manera de participar en conversaciones en línea relacionadas con el producto que estás vendiendo.

Para finalizar, es conveniente destacar que a medida que investigas y preparas tu plan de negocios, encontrarás puntos débiles que podrás reparar. También descubrirás áreas con potencial en las que quizás no hayas pensado antes y formas de sacar provecho de ellas. Solo al armar un plan de negocios puedes decidir si tu gran idea realmente vale tu tiempo e inversión.

Artículo escrito por Javier Diaz

Administrador de empresas por profesión. Emprendedor por vocación. Soy un joven apasionado por el emprendimiento y amante de las nuevas tecnologías.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!