Lo Bueno y lo Malo de Netflix

¿Alguna vez has escuchado de la plataforma de series y películas Netflix? Probablemente la respuesta sea que sí; pero, cabría preguntar, ¿sabes sus verdaderas cualidades y sus defectos? A esto tal vez sí vaciles en contestar, debido a que, hasta ahora, no te has arriesgado a solicitar su servicio mensual, que además cuesta una módica suma.

Para que puedas arriesgarte, o no, a tomar esta decisión, hoy te presentamos los pros y los contras que, con un colectivo de personas que han estado utilizando el servicio, hemos elaborado para ti. Tal vez después de esto las cosas sean mucho más claras, y la decisión mucho más sabia.

Lo bueno y lo malo de Netflix

Puntos a favor

1. Calidad de los videos

No por nada son uno de los sitios web más famosos de toda la red. Sin duda esa fama la han labrado, sobre todo, por la calidad de todo su material. Netflix asegura algo que muchas otras plataformas no pueden: una calidad invariable y excelente en todo su material. Ya sea una película, una serie, un documental o cualquier otro material audiovisual, está en alta definición e incluso ya algunos contenidos en 4K.

Tal vez sea por política de la empresa no permitirse subir algo que tenga una calidad o regular; o tal vez, y es lo más probable, es que como Netflix realiza las cosas como deben ser, comprando las licencias pertinentes de cada material, pues sencillamente recibe su justa recompensa por ello: calidad legal. Dos puntos en uno para Netflix.

2. Tiempo de espera

Otra de las cualidades populares de Netflix es el tiempo que dura cargándose un material seleccionado. Cualidad que, valga decir, sobre todo valoran aquellos usuarios que no cuentan con la mejor velocidad en sus dispositivos, por defectos del sistema o por Internet. Solo tienes que seleccionar una película y ya. Esta estará lista para ser vista sin interrupciones, sin tener que detenerte a jugar a la «culebrita» en medio del mejor momento porque el video no te siguió cargando. Un punto más muy a favor de Netflix.

3. Hollywood

Si lo tuyo es más la producción cinematográfica de Estados Unidos, que el cine de culto de Andrei Tarkovsky, creo que estás en el lugar correcto (de lo contrario, lo dudo). Al menos en parte, en esta plataforma tienes más posibilidades de encontrar una película o serie popular en América, que una película de algún director Danés, ruso o japonés. Aunque, a veces, milagrosamente, se encuentra una que otra de estas películas. Así que si lo tuyo es Hollywood, creo que este será un punto a favor; y si no, en contra.

Puntos en contra

1. ¿Subirán algo hoy, mañana, en un año, alguna vez?

Sin duda alguna el mayor problema de la página: mientras hay páginas que tienen nuevo material cada semana, Netflix se puede demorar eternidades enteras para subir alguna cosita, por minúscula que sea, a su plataforma. Un defecto muy grave, según el parecer de muchos de sus clientes, los cuales esperan largos años por verse esa película que estuvo en cartelera (y, créanme, pueden pasar años literalmente).

2. Catálogo pobre para Colombia, catálogo rico para USA

Catálogo de Netflix

Algo que sin duda molesta, enoja, a muchos de los usuarios latinos de Netflix, es que el mayor número de licencias compradas pertenezca al catálogo de Estados Unidos, y no a los demás catálogos, como lo Latinoamericanos. Para dar un ejemplo de la diferencia de catálogos, basta decir esto: si tú buscas una película en la tierra del tío Sam, probablemente la encuentres (sea la que sea); pero si tú buscas una en la tierra de Juan Valdez, probablemente no la encuentres (sea la que sea). Creo que eso lo dice todo. Menos muchos puntos por la pobreza del catálogo colombiano.

Cabe añadir que la excusa que se da para justificar la pobreza del material de Netflix Colombia, se debe a dos cosas: a las caras licencias de material audiovisual de nuestro país, y al gusto del público colombiano. En suma: no van a pagar por algo tan caro para que ningún colombiano lo vea.

Sí me pides mi opinión, te diré que Netflix es un buen servicio, pero que no mata, no impresiona mucho (sobre todo teniendo en cuenta que se debe pagar). Aun así, lo importante no es mi opinión, ni la de ningún otro, sino la propia. Así que te dejamos el siguiente dilema: ser o no ser parte de Netflix. Tú decides. Si después de esta lista te animas, a pesar de sus falencias, o te desanimas, a pesar de sus virtudes. ¡Averígualo!


También Recomendamos

Déjanos tus comentarios !!